Systema Ltda.

Blog

Limpieza de Torres de Enfriamiento

Alguien tiene que hacer el Trabajo Sucio.

Los equipos de enfriamiento de agua como las Torres de Enfriamiento y los Condensadores Evaporativos tienden a acumular incrustaciones (sales, sarro) provenientes de la evaporación de agua inherentes a estos equipos. A esto se suma la acumulación de lodos resultantes de la operación de agua y aspiración de viento por parte de los ventiladores, los cuales atraen corrientes de aire las cuales arrastran consigo toda la inmundicia existente en el aire, como partículas de polvo, smog, hojas, envases de envoltorios, insectos, arena, etc.

Al pasar el tiempo sin realizar mayor mantención a lo equipos, ocurre que la acumulación de residuos y de incrustaciones es tal que, los productos químicos son inocuos para removerlos y lo que resta por hacer es la “Remoción Mecánica”. Esto se lleva a cabo mediante la utilización de herramientas como martillo, diablo, lijadoras orbitales, taladro y desbastadores, galletera y lijas circulares y por último con hidrolavadoras de uso industrial.

Cuando la acumulación de incrustaciones es de tan solo 0.8 mm de espesor, el equipo pierde sobre un 20% de su eficiencia, lo cual indica claramente que es de suma importancia realizar una adecuada limpieza y mantención de estos equipos. En el caso de los condensadores evaporativos, se presenta la dificultad de que los serpentines interiores acumulan cada uno por si solo mucha cantidad de sarro, lo cual hace muy difícil su remoción ya que hay muchas capas de serpentines una sobre otra y la única manera de llegar a todos es desarmándolos, trabajo titánico que llevaría semanas de tiempo. Esto trae consecuencias inmediatas en la eficiencia del equipo, ya que consumirá mayor energía para conseguir bajar las temperaturas del agua y adicionalmente se le deberán agregar grandes cantidades de liquido refrigerante lo cual también es costoso.

Por otro lado, las torres de enfriamiento poseen rellenos evaporativos para el intercambio de temperatura entre el agua y el aire, estos rellenos actúan como superficie de intercambio aumentando los tiempos de retención del agua mientras cae hacia la piscina de recepción de agua. Cuando estos rellenos se saturan y se obstruyen por los residuos ya mencionados, lo que queda por hacer es cambiarlos por unos nuevos o en su defecto lavarlos. Esta última opción es siempre poco apreciada por el personal de mantención del equipo ya que generalmente pocas empresas lo realizan y casi nadie sabe como se debe hacer y cuales son los resultados a esperar.

Generalmente la gente tiende a creer que el lavado es algo sencillo, barato, rápido y muy efectivo. Lo cual es totalmente lo contrario en todas sus palabras.

Primero que todo, el lavado nunca es 100% efectivo y su efectividad dependerá directamente del grado de obstrucción que presenten los canales del panel, el estado de cristalización del relleno y el tamaño de estos, ya que si son muy gruesos, el lavado será menos efectivo, si la obstrucción es mucha el tiempo disponible para el lavado del panel no bastara para limpiarlo completamente, debemos recordar que siempre existe limitante de tiempo ya que las faenas no se pueden extender más allá de lo programado para la parada del planta o del equipo. Además si el rellenos esta muy cristalizado el lavado lo destrozara lo que dejara en evidencia la necesidad de recambio.

El lavado no es algo sencillo, debido a que existen procedimientos para mover, sacar y poner nuevamente los rellenos en su lugar, que en muchos casos que he visto, cuando quedan mal puestos el agua no es retenida como debiera y el equipo no enfría como es debido. Se debe considerar el hecho en si de que cuando se lava un panel se deben atacar todos los ángulos posibles y todas las caras, regulando las diferentes presiones de salida del agua de acuerdo al estado de cada relleno en cuestión.

Cuando se realiza un recambio de paneles de rellenos por unos nuevos, solo se retiran los rellenos viejos, se lava la torre de enfriamiento y se instalan los rellenos nuevos, esto es mucho mas rápido que el lavado de rellenos ya que se deben retirar con mucho cuidado cada uno de los rellenos y lavarlos uno por uno y posteriormente volver a colocarlos lo cual toma bastante tiempo y horas hombre, por lo cual no es barato, pero tampoco es mas costos que comprar los rellenos nuevos, sino no valdría la pena para el cliente realizarlo. De todos modos el lavado de rellenos es algo que contribuye de manera temporal a la eficiencia de la torre de enfriamiento y cuando se realiza adecuadamente en los tiempos que correspondan, puede lograr extender la vida útil de los rellenos.

Otro punto importante es el lavado de la piscina de la torre, labor que se hace bastante pesada cuando la piscina es común para varias torres, cuando es individual no es tanto el problema, pero la acumulación de sedimentos y lodo es increíblemente grande. Una pequeña piscina puede llegar a acumular hasta 300 lts de lodo, esto a menudo no se puede retirar con bomba ya que existen trozos de plásticos que hay en el panel y que pueden tapar la bomba de succión.

Pero en fin, para eso existen algunas empresas como Systema Ltda. las cuales realizan estas labores con la capacidad técnica adecuada y los recursos necesarios para hacer de este tipo de labor un problema menos en su programa de mantención. Después de todo “alguien tiene que hacer el trabajo sucio…“. El principio de refrigeración evaporativa, aplicado entre otros en las Torres de Enfriamiento y condensadores evaporativos, desempeña un papel fundamental en la industria moderna. Entre sus ventajas se cuentan el ahorro energético, el respeto hacia el medioambiente, la seguridad y una inmejorable relación entre la inversión y el rendimiento.